Desayunos y Meriendas

Ingredientes indispensables para un buen desayuno

0

¿Por qué reservar los desayunos maravillosos para el fin de semana? Los días laborables también nos podemos dar un homenaje matutino original y saludable. Te contamos cómo.

 

– Comienza el día con el sabor envolvente de la bebida de nuez, que puedes acompañar de café, té o cacao en polvo (una gran alternativa a las bebidas de chocolate, mucho menos saludables). También puedes crear un desayuno con bebida vegetal y fruta! Es facilísimo y saludable a más no poder.

 

– Asegúrate de tener siempre a mano un buen pan, y a poder ser, integral, pues contiene carbohidratos de absorción lenta, mucho mejores que los refinados. Para ello, cuenta con el congelador: puedes sacar la cantidad de pan que quieras el día anterior o bien descongelarlo en el tostador o en la sartén. Si elaboras pan casero, añádele unos frutos secos y tendrás, por ejemplo, un riquísimo pan de nueces.

 

– Un chorro de aceite de oliva virgen extra en una rebanada de pan y… ¡imaginación al poder! Rodajas de tomate, tomates secos, mozzarella, requesón, unas lonchas de jamón ibérico, un toque de roquefort, una mezcla de aguacate con manchego y con frutos secos triturados o, simplemente, una pizca de sal. Todo depende del hambre y la prisa que tengas, pero… ¡no te saltes el desayuno!

¿Qué te ha parecido esta receta?